Noticias

El segundo mandamiento

Publicado el 25/10/2014

[Oficina de Servicios Pastorales del Real Monasterio. Textos: Traducción de la CEE]

1. Domingo XXX del Tiempo Ordinario

[Ciclo A: Éxodo 22, 21-27; 1 Carta a los Tesalonicenses  1, 5c-10;  Mateo 22, 34-40].

Apóstol: “Vuestra fe en Dios había corrido de boca en boca, de modo que nosotros no teníamos necesidad de explicar nada, ya que ellos mismos cuentan  los detalles de la visita que os hicimos: cómo, abandonando a los ídolos, os volvisteis a Dios, para servir al Dios verdadero, y vivir aguardando la vuelta de su Hijo Jesús”.

Evangelio: “Un fariseo se acercó a Jesús para ponerlo a prueba: Maestro, ¿cuál es el mandamiento principal de la Ley? Él le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser. Este mandamiento es el principal y primero. El segundo es semejante a él: Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

2. Meditación

La religión cristiana les resulta a no pocos un sistema religioso difícil de entender y, sobre todo, un entramado de leyes demasiado complicado para vivir correctamente ante Dios. ¿No necesitamos los cristianos concentrar mucho más nuestra atención en cuidar antes que nada lo esencial de la experiencia cristiana? Los evangelios han recogido la respuesta de Jesús a un sector de fariseos que le preguntan cuál es el mandamiento principal de la Ley. Así resume Jesús lo esencial: lo primero es “amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu ser”; lo segundo es “amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

La afirmación de Jesús es clara. El amor es todo. Lo decisivo en la vida es amar. Ahí está el fundamento de todo. Lo primero es vivir ante Dios y ante los demás en una actitud de amor. No hemos de perdernos en cosas accidentales y secundarias, olvidando lo esencial. Del amor arranca todo lo demás. Sin amor todo queda pervertido. Al hablar del amor a Dios, Jesús no está pensando en los sentimientos o emociones que pueden brotar de nuestro corazón; tampoco nos está invitando a multiplicar nuestros rezos y oraciones. Amar al Señor, nuestro Dios, con todo el corazón, es reconocer a Dios como Fuente última de nuestra existencia, despertar en nosotros una adhesión total a su voluntad, y responder con fe incondicional a su amor universal de Padre de todos. Por eso añade Jesús un segundo mandamiento. No es posible amar a Dios y vivir de espaldas a sus hijos e hijas. Una religión que predica el amor a Dios y se olvida de los que sufren es una gran mentira. La única postura realmente humana ante cualquier persona que encontramos en nuestro camino es amarla y buscar su bien como quisiéramos para nosotros mismos.

Todo este lenguaje puede parecer demasiado viejo, demasiado gastado y poco eficaz. Sin embargo, también hoy el primer problema en el mundo es la falta de amor, que va deshumanizando, uno tras otro, los esfuerzos y las luchas por construir una convivencia más humana. Hace unos años, el pensador francés, Jean Onimus escribía así: “El cristianismo está todavía en sus comienzos; nos lleva trabajando solo dos mil años. La masa es pesada y se necesitarán siglos de maduración antes de que la caridad la haga fermentar”. Los seguidores de Jesús no hemos de olvidar nuestra responsabilidad. El mundo necesita testigos vivos que ayuden a las futuras generaciones a creer en el amor pues no hay un futuro esperanzador para el ser humano si termina por perder la fe en el amor”.

José Antonio Pagola [http://blogs.periodistadigital.com/buenas-noticias.php/]

3. Contemplación

Los saduceos sólo querían saber si había que pagar el impuesto… y se encontraron con que debían dar a Dios lo que es de Dios; los fariseos estaban interesados en conocer el mandamiento principal… y supieron que el segundo, amar al prójimo como a ti mismo, es semejante al primero (y viceversa). Jesús siempre enseña más de lo que se pregunta.

Dios todopoderoso y eterno, aumenta nuestra fe, esperanza y caridad, y, para conseguir tus promesas, concédenos amar tus preceptos. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios.

La señal de los cristianos

«Cuando se vio que los hermanos se alegraban en sus tribulaciones; que se dedicaban diligente y devotamente a la oración; que no recibían dinero ni lo llevaban; que se querían mutuamente con inmenso amor –señal por la que se daban a conocer como verdaderos discípulos del Señor–, muchos venían a ellos. [...] Cuando volvían a verse juntos, disfrutaban de tanta alegría y regocijo cual si no recordaran nada de cuanto habían sufrido. Eran solícitos en hacer oración todos los días y en ocuparse en trabajos manuales para evitar en absoluto la ociosidad, que es enemiga del alma. Se levantaban con toda diligencia a media noche y oraban devotísimamente, con lágrimas copiosas y suspiros; se amaban con íntimo y mutuo amor, se servían unos a otros y se atendían en todo, como una madre lo hace con su único hijo queridísimo. Era su caridad tan ardorosa, que les parecía cosa fácil entregar su cuerpo a la muerte, no sólo por amor de Cristo, sino también por el bien del alma o del cuerpo de sus hermanos».
Leyenda de los tres Compañeros, cap. XI, 41.

 Agenda del Santuario

La Oficina de Información del Real Monasterio comunica que a la Misa de Peregrinos del domingo, 26 de  octubre (12 de la mañana), acudirán muchos devotos de toda España a honrar a la Madre del Señor manifestada en Guadalupe.  Entre ellos tienen anunciada su visita los peregrinos de la Casa de Extremadura de Pozuelo de Alarcón (Madrid), que cantarán la misa, y el Colegio jesuita Nuestra Señora del Recuerdo (Madrid). A todos deseamos una agradable estancia entre nosotros, cargada de dones espirituales. Conviene, no obstante, que las peregrinaciones reserven día y hora de celebraciones por correo electrónico: rmsmguadalupe@planalfa.es
El domingo 26 también tienen anunciada su visita los jóvenes, seminaristas y presbíteros de la Peregrinación diocesana de Córdoba (misa 10:00 h.) y peregrinos de la Capilla Universitaria de Madrid (misa 11:00 h., cripta). Asimismo recibiremos al Club ciclista Ruteros de Ortigas (Don Benito, Badajoz), quien ha reservado la comida, para los ciclistas y sus familiares, en la Hospedería del Real Monasterio. El martes 28 nos visita un grupo de personas mayores de Valladolid; el sábado 8 vendrá una peregrinación de la parroquia santa María Josefa de Madrid para celebrar la misa en la basílica a la 13:00 h, y otra de un cenáculo de oración, que celebrará en la cripta del camarín, a las 16: 30h. Ese mismo día, a las 19:00 h., llega al santuario la IX Peregrinación de la Hermandad Sacramental de Nuestro Padre Jesús Cautivo de Brenes (Sevilla)

Horario de Misas en la Basílica de Guadalupe

Días laborables: 9:00, 12:00, Misa de Peregrinos y 19:00.
Domingos y días de precepto: 9:00, 11:00, 12:00, Misa de Peregrinos, 13:00 y 19:00.
Categoría : Noticias
  • Comparte :
Comentarios desactivados

Hit Counter provided by Sign Holder