28
feb

Cuaresma, el camino hacia la Pascua

Este año, el primer día del mes de marzo coincide con el Miércoles de Ceniza, con el que iniciamos el tiempo de Cuaresma siguiendo una tradición de muchos siglos. Cada año, la fecha que inicia este periodo de cuarenta días es un día variable en el calendario. Esto se debido al cálculo que  determina en qué domingo celebramos la fiesta de Pascua, es decir, el domingo después del plenilunio [luna llena] de primavera, que este año es el 16 de abril. Por tanto, es importante indicar que la Cuaresma viene siempre determinada por la fecha de la Pascua, y transcurre así el camino de cuarenta días, si excluimos los domingos –días no penitenciales–, para disponernos adecuadamente a celebrar y vivir jubilosamente los días nucleares del Año litúrgico: el Triduo Pascual de la pasión, muerte y resurrección del Señor [viernes santo, sábado santo y domingo de Pascua].

Imposición de la ceniza, signo penitencial

Como elemento característico de este día, a parte de la práctica del ayuno y la abstinencia, está la imposición de la ceniza en la cabeza de los que participan hoy en la misa. Es un rito que se remonta, según indican los documentos, a finales del siglo XI en la Iglesia de Roma. La ceniza es una señal de penitencia, como nos dice la propia monición que precede a la bendición. La segunda de las oraciones propuestas nos recuerda que “somos polvo y al polvo hemos de volver”. La ceniza, según una costumbre arraigada, proviene de la quema de las palmas que se usaron el Domingo de Ramos. Es, por tanto, el fruto de trasformación provocada por el fuego. Así mismo, si tomamos conciencia de nuestra condición frágil y mortal, significada por la ceniza, podemos conseguir el perdón de nuestros pecados en la celebración de su Misterio pascual y, con un corazón limpio y purificado por el fuego de la gracia divina, emprenderemos el camino de una vida nueva, a imagen de Jesucristo glorioso.

Ayuno, limosna y plegaria

La oración colecta de la Misa de hoy abre la celebración, sin ningún otro elemento previo, después de la salutación inicial. El acto penitencial habitual queda sustituido por el rito de imposición de la ceniza una vez se ha proclamado el evangelio y se pronunciado la homilía. Las primeras palabras de esta oración inicial ya nos sitúan en la importancia de “comenzar el combate cristiano con el ayuno santo“. No ayunamos por cuestiones dietéticas, como es común en los países occidentales. Queremos ayunar bajo la mirada de Dios Padre “que ve en lo escondido” (evangelio), para que así seamos fortalecidos en la lucha contra el espíritu del mal con el auxilio de una vida sobria y de abstinencia de aquello que no nos es necesario para la vida cristiana.

El ayuno, también anunciado en la lectura de la profecía de Joel, lo hemos de acompañar con nuestra limosna y nuestras privaciones voluntarias porque estas permitan, como reza el primero de los prefacios propuestos para la misa de hoy “dar de comer a los necesitados” y hace que seamos imitadores de la generosidad de Dios, que se compadece del pueblo que él ama (cf. primera lectura y salmo responsorial), al mismo tiempo que dominamos nuestro orgullo y nos permiten crecer en la humildad. La plegaria, tercer medio de conversión durante este tiempo de gracia, es la escucha atenta de la voz de Dios para que nuestros corazones no se endurezcan (cf. versículo antes del evangelio) sino que, limpios de pecado por nuestras obras de caridad y nuestras penitencias (oración sobre las ofrendas) nos preparemos bien para poder celebrar piadosamente los días santos de nuestra redención.

Estos tres medios tradiciones que hemos citado y que identifican al periodo cuaresmal encuentras su origen básicamente en la perícopa evangélica de la Misa de hoy, que está contenida en el largo y conocido Sermón de la montaña, según la versión del evangelista san Mateo.

Cf. Joan Obach Baurier (Misa dominical  2017/ 03 pp. 33-34

La Pascua está cerca. Ponte en marcha

 [Oficina de Servicios Pastorales del Real Monasterio]

Categoría : Fe y Cultura

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.


Hit Counter provided by Sign Holder