Noticias

Fuera de cuentas

Publicado el 24/01/2015

[Oficina de Servicios Pastorales del Real Monasterio. Textos: Traducción de la CEE]

“Además de los tiempos que tienen un carácter propio, quedan 33 o 34 semanas en el curso del año, en las cuales no se celebra algún aspecto peculiar del misterio de Cristo; sino más bien se recuerda el mismo misterio de Cristo en su plenitud, principalmente los domingos. Este periodo de tiempo recibe el nombre de Tiempo Ordinario. El Tiempo Ordinario empieza el lunes que sigue al domingo del Bautismo del Señor y se extiende hasta el martes antes de Cuaresma inclusive; de nuevo se retoma el lunes después del domingo de Pentecostés y termina antes de las I Vísperas del domingo I de Adviento.” NUALC, 43-44.

1. Lecturas del III Domingo del Tiempo Ordinario

[Ciclo B: Jonás  3, 1-5. 10; 1 Corintios  7, 29-31; Marcos 1, 14-20].

Apóstol: “El momento es apremiante… porque la representación de este mundo se termina”.

Evangelio: “Después de que Juan fue entregado, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios; decía: Se ha cumplido el tiempo y está cerca el Reino de Dios. Convertíos y creed en el Evangelio”.

2. Meditación

1.- Cuando vamos con o seguimos a Jesús no es lo mismo que obedecerle con el sentido de cumplir sus preceptos. Obediencia sólo se la debemos a Dios, al que le reconocemos que está por encima de todo y, por tanto, excluye toda idea de imitación. Ninguno de nosotros podemos compararnos o asemejarnos a Dios. Cuando le obedecemos cumpliendo sus mandamientos reducimos la distancia enorme que existe entre Él y nosotros. Cuando se acorta o desaparece la distancia, el estar junto a Dios como seguimiento, se transforma en un paganismo desdeñable, porque Dios se convierte en un ídolo hecho a medida nuestra al que hemos colocado a nuestra altura. Por eso, antes que obedecer al Señor para recibir su salvación, necesitamos seguir a Jesús. Caminar tras él o con él, para aprender cómo reza al Señor, cómo ama al prójimo, cómo perdona a los pecadores y enemigos, como establece lazos de paz con extraños, desconocidos y enemigos, evitando el desprecio y la venganza. Para relacionarnos con el Señor, antes tenemos que caminar mucho tiempo con Jesús.

2.- La predicación de Jesús del Reino no se relaciona con la acción política que tenían en aquellos entonces muchos grupos judíos, que trataban de independizarse de Roma. Pero tampoco la proclamación de Jesús de la cercanía del Reino coincide con la gloria celeste que defienden muchos grupos espirituales, que los situaban en el más allá exclusivamente, dejando las bondades de la creación para los amos de siempre. Jesús excluye que el Reino comporte una dimensión intemporal o, por el contrario,  encarnada en los valores de un humanismo ideal. La presencia histórica de este Reino la une Jesús a su misión y al ilimitado amor de Dios a los marginados como centro de su actividad. Jesús está convencido de la decisión que Dios ha tomado para comenzar la salvación en la historia, y es consciente de la unión entre la presencia del Reino y sus gestos y palabras. Por eso se convierte en protagonista del Reino en la medida en que exige y urge una respuesta a su propuesta de aceptarlo. Los cristianos no podemos olvidar la salvación debida a tanta gente que no tiene capacidad de vivir por múltiples causas, y en todos los niveles que la vida entraña. Nuestro amor debe hacer presente el reino en la historia humana.

3.- Jesús proclama el Reino y nos invita a convertirnos. Convertirnos es cambiar una forma de pensar por otra diferente. Cuando Jesús nos invita a convertirnos nos dice que demos una vuelta en nuestra vida y tomemos el camino de Dios, para poder reconocerlo cuando se acerque. Es dejarnos de mirarnos el ombligo, levantar la cabeza y mirar a los hombres como hermanos. Es mirar en nuestro interior y dejarle pasar a nuestro corazón para que potencie nuestras relaciones desde la bondad. La voz y la presencia del Señor, siempre a través de Jesús, alcanza lo más profundo de nuestra persona y va más allá de toda práctica religiosa. Convertirse es lo que dice el profeta Ezequiel: «Quitaos de encima los pecados y estrenad un corazón nuevo y un espíritu nuevo» (18,31; cf. 36,26). Dios está ya al llegar. La decisión divina está tomada, y corresponde al hombre modificar su vida para salirse al paso y abrazarle.

 Fray Francisco Martínez Fresneda, ofm [http://fresnedaofm.blogspot.com.es]

3. Contemplación

Con los plazos cumplidos, el tiempo apremia, el mensaje quema en la garganta. Amordazada la voz que clamaba en el desierto, arrestado el testigo de la luz, hay que tomar el relevo. Jesús, el Enviado, llama a la conversión y a la fe en esta Buena Noticia que llega de parte de Dios. Luego elige discípulos. Ante eso, o se deja todo lo que era importante para nosotros y te vas con Jesús o montas un circo de pastoral vocacional. Tú verás.

Escucha, Señor, las súplicas de tu pueblo y haz que los corazones de tus fieles vivan unidos en la alabanza de tu nombre y en la penitencia común, para que, desaparecida la división de los cristianos, caminemos jubilosos en la perfecta comunión de la Iglesia hacia tu reino eterno. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Agenda del Santuario

La Oficina de Información del Real Monasterio comunica que a la Misa de Peregrinos de esta solemnidad, 25 de enero (12 de la mañana), acudirán muchos devotos de toda España a honrar a la Madre del Señor manifestada en Guadalupe.  A todos deseamos una agradable estancia entre nosotros cargada de dones espirituales. Conviene, no obstante, que las peregrinaciones  reserven día y hora de celebraciones por correo electrónico: rmsmguadalupe@planalfa.es

El pasado sábado 17, dentro de los actos que se vienen celebrando por el V centenario de la construcción del templo parroquial Nuestra Señora Real de la Armentera (1515-2015), de Cabeza del Buey (Badajoz), se ha realizado una visita a Nuestra Señora de Guadalupe con los niños de comunión y postcomunión. En la visita, los niños tuvieron la oportunidad de conocer el monasterio y sus museos y realizar una oración ante la Virgen Morenita conducidos por su párroco Manuel Enrique Herranz Carroza, Manrique.

En el Centro Cultural de la Villa “Fernán Gómez”, continúa abierta la exposición a Su imagen. Arte, Cultura y Religión. Auspiciada por la Conferencia Episcopal Española y el Arzobispado de Madrid, a la muestra contribuye este Real Monasterio con la obra La imposición de la casulla a San Ildefonso de Toledo, de Francisco Zurbarán.

Horario de Misas en la Basílica de Guadalupe

  • Días laborables: 9:00, 12:00 (Misa de Peregrinos) y 19:00.
  • Domingos y días de precepto: 9:00, 11:00, (12:00, Misa de Peregrinos), 13:00 y 19:00.
  1. Todos los días, media hora antes de la misa vespertina, se reza el Rosario Mariano.
  2. Todos los jueves del curso pastoral, media hora antes de la misa vespertina, la Comunidad y los demás fieles tiene adoración eucarística y canto de Vísperas.
Categoría : Noticias
  • Comparte :
Comentarios desactivados

Hit Counter provided by Sign Holder